Los equipos designados por los gobernadores saliente y entrante de Antioquia culminaron la primera fase del proceso de empalme entre las dos administraciones, la cual se cumplió en un ambiente de respeto.

En términos generales, la Administración de Aníbal Gaviria Correa encontrará un departamento que, en lo económico, arroja una situación crítica, toda vez que el presupuesto aprobado para 2020 por la Asamblea de Antioquia muestra una reducción del 3,8 % con respecto al aprobado en 2019 y la disponibilidad de recursos hacia futuro en el Departamento es cada vez más compleja.

También se encontró que en varios temas no hay información precisa ni indicadores de línea base que permitan tener clara la realidad en varios frentes sociales y económicos de Antioquia, para tomar las decisiones mejor ajustadas a las necesidades. En cuanto a la estructura organizacional, quedó en evidencia una enorme fragilidad que conlleva a la desarticulación de muchos de los procesos, asunto que también deberá ser ajustado.

Ver Comunicado